Print this chapterPrint this chapter

I. DEFINICIONES

1. Interculturalidad


Relación o creación constructiva de comunicación, intercambio y enriquecimiento entre personas y grupos de diferentes orígenes y referencias culturales que comparten un mismo marco geográfico, político, económico, ideológico y social. A partir de ella se conforma un nuevo marco de referencia común que implica cambios en la estructura y normas de la sociedad.

El principio de la interculturalidad reconoce que existen condiciones básicas necesarias para la convivencia, fundadas en la equiparación de derechos, deberes y oportunidades de toda la población superando las diferentes situaciones de desigualdad y discriminación existentes en los territorios. Este sustrato básico permite el paso a la construcción de elementos identitarios individuales y colectivos encaminados a un modelo de ciudadanía inclusiva.

La Interculturalidad debe ser entendida, no como un estado concreto de la realidad, sino como un principio de actuación que orienta permanentemente la construcción social reconociendo el aporte positivo de toda la población desde la diversidad de las diferentes formas de ser y entender la vida.[1]



[1] Fuente: Coord. José Miguel Morales, Delphine Salvi. Proyecto Ubuntu. Aprendizajes compartidos sobre la Intervención Comunitaria en Andalucía. 2nda edición. 2018.