I. DEFINICIONES

5. Apátrida

Persona que ningún Estado considera como nacional suyo, conforme a su legislación. (Art. 1 de la Convención sobre el estatuto de los apátridas, de 1954). Como tal, una persona apátrida no tiene aquellos derechos atribuibles a la nacionalidad. No tiene, además, los derechos inherentes a la condición de residencia administrativa y habitual en el Estado de residencia temporal, ni el derecho al retorno, en el caso de que viaje.