I. PREJUICIOS Y CATEGORIZACIIONES QUE ETIQUETAN

1. Etiquetas y prejuicios que afectan al proceso de inclusión y participación


Livia Jiménez Sedano y Juan de Dios Izquierdo Collado nos recuerdan en el artículo, “Lo que se oculta detrás de la categoría menores marroquíes no acompañados”[1], que los niños, niñas y jóvenes sufren los mismos prejuicios o incluso más que las personas migrantes adultas.

Los autores categorizan tres imagines que caracterizan la percepción del menor no acompañado magrebí en el imaginario colectivo español:

1.     El niño indefenso y perdido, víctima de trata, prostituido, que huye de una situación de maltrato, guerras, etc.

2.     El listillo que se aprovecha la coyuntura. Conoce el sistema y viene a abusar de él.  Se pone en la piel del niño indefenso pero en realidad viene a disfrutar de las ventajas, ayudas  y “dinero del pueblo español”.

3.     El niño que todavía es inocente pero porta en él -como en las películas de terror- “la semilla del mal”: una cultura que, cuando crezca, expandirá y combatirá “nuestra maravillosa civilización” de derechos y libertades que tanto nos ha costado conquistar. Como un virus que aún está latente, escondido detrás del candor de la sonrisa infantil. El Islam va entrando y cuando crece y se hace fuerte, llega al estado de maduración en el que consigue infectar todo el cuerpo social”

Por otra parte, resulta interesante pensar en cómo perciben estos niños, niñas y jóvenes a “las personas de Europa”, y en la construcción de una otredad occidental, basada en la oscuridad, la incomprensión y el vicio (la tierra donde todo está permitido).



[1] Livia Jiménez Sedano y Juan de Dios Izquierdo Collado. Lo que se oculta detrás de la categoría «menores marroquíes no acompañados»: miedos cruzados, contradicciones europeas y consecuencias para el Trabajo Social para el Trabajo Social. Cuadernos de Trabajo Social. P 198